El libro cartonero de la Universidad Nacional de Córdoba | Revista Magna

La Sofía Cartonera es una editorial universitaria, inspirada en Eloísa Cartonera, cuyo objetivo principal es acercar la literatura contemporánea y latinoamericana a todos los (potenciales) lectores.

La editorial participa en numerosas ferias y jornadas presentando sus publicaciones. | Imagen: facebook.com/La-Sofia-Cartonera

 

El espíritu de la primera editorial cartonera del mundo, Eloísa Cartonera, sirvió de base para gestar La Sofía Cartonera, este proyecto que logra conectar a la universidad con la comunidad de manera tal que las dos se nutren mutuamente a través de la literatura. No obstante, a veces este vínculo se ve obstaculizado por la concepción de la institución educativa como un ente ajeno al resto de la sociedad.

El objetivo de la editorial cartonera de la UNC es el de elaborar un libro que sea el puente que logre (re)componer el vínculo, un poco agrietado y muchas veces incomprendido, entre la sociedad y la universidad, pero también se propone desacralizar el libro como objeto al que sólo se puede acceder con ciertas condiciones socioculturales.

En el principio fue Eloísa

La Sofía Cartonera es la primera editorial cartonera que se proyecta desde la universidad, pero no es la primera en proponer libros de cartón. Los comienzos de La Sofía Cartonera hay que buscarlos en la primera editorial cartonera del mundo, Eloísa Cartonera, fundada por escritores y un artista plástico en el 2003, en Buenos Aires. El panorama para los escritores, al igual que para la mayoría de los argentinos, era desolador. En aquel entonces, pensar en la cultura no era una prioridad, el hambre y la necesidad de trabajar para saciarlo era lo urgente.

De cómo se encadenaron los eslabones

La editorial cartonera encontró la manera de transformar lo que era visto como basura, el cartón, en un objeto con valor artístico y literario, con el cual los escritores noveles encontrarían su espacio de difusión. Luego de pensar y repensar la idea, Washington Cucurto y Javier Barilaro abrieron las puertas a la primera editorial cartonera del mundo.

El libro cartonero se concibió como una respuesta a las necesidades e inquietudes de los escritores que quedaron fuera de toda posibilidad de ver sus obras publicadas, pero también de nuevos actores sociales que aparecieron en el escenario de la crisis socioeconómica de principios del nuevo milenio: los cartoneros.

Esta nueva figura que había surgido hacia finales de la década del ‘90, y que paulatinamente comenzaba a formar parte de la cotidianeidad urbana en todo el país, se visibilizó luego de la crisis del 2001. Familias enteras que buscan cartón entre la basura y algo para comer iba a ser el nuevo retrato del país desde principios del 2000.

Para Eloísa Cartonera, los cartoneros, vistos por la sociedad como personas con un oficio menospreciado y estigmatizado hasta el día de hoy, se convirtieron en un eslabón esencial en la producción de libros. Los hubo quienes sólo vendían el cartón, también los que se ocupaban de cortar las tapas y hasta las pintaban antes de encuadernar los textos. Eloísa Cartonera tuvo la idea de comprar directamente a los cartoneros los cartones, a veces ya cortados, a veces no, a un precio un poco mayor que las empresas de reciclaje. Los invitaban a pintar y a tomar algo mientras lo hacían1.

Ahora la editorial es una cooperativa pero, en el comienzo, se sostuvo con una verdulería. Junto a las papas y los duraznos, los libros de cartón se elaboraban, se pintaban y se vendían. No sólo se trataba de reutilizar el cartón, también se trataba de que todos participaran en la elaboración de los libros.

De la calle a la universidad y de allí… a la calle

La Sofía Cartonera es un programa de extensión universitaria de la Facultad de Filosofía y Humanidades (FFyH) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) llamado: “Centro Editor Cartonero de la Facultad de Filosofía y Humanidades: La Sofía Cartonera”2.

Desde 2012, en los pasillos y aulas de la FFyH, Cecilia Pacella -vicedirectora de la Escuela de Letras- junto con estudiantes, docentes y egresados de varias carreras de la UNC, trabajan con el entusiasmo y la dedicación contagiados por la propuesta de Washington Cucurto, quien visitó Córdoba varias veces y ayudó a que la idea de la editorial en la facultad empezara a crecer y a convertirse en un programa de mucho éxito para la UNC y la comunidad.

Desacralizar el libro

Una institución como la universidad no podía ignorar lo que estaba pasando, y vio en la propuesta de la editorial cartonera un modo de acercarse a la comunidad, de nutrirse de ella y de poner el libro en manos de personas que no podrían costearlo o que creen que sólo cierto tipo de gente lo hace.

El cómo de la editorial cartonera universitaria

El programa de extensión universitaria de la UNC se ocupa de realizar talleres de elaboración de libros cartoneros en escuelas, cárceles, asociaciones civiles y en cualquier otro espacio en el que el libro sea considerado inaccesible. También dentro de este programa se contemplan proyectos de otras facultades, como la de Artes y la de la Facultad de Lenguas3.

El objetivo de La Sofía Cartonera es desacralizar el libro, convertirlo en un bien social, como lo que realmente debería ser, y al alcance de todos. Las tareas de la editorial se sostienen principalmente con la venta de los libros, por ello, si les interesa, pueden encontrarlos en ferias de libros, festivales locales, algunas librerías, o en los mismos espacios donde algunas de las editoriales funcionan.

Parte de los proyectos ya realizados a través del programa universitario de La Sofía Cartonera nos lo cuentan Lucía Coppari y Verónica Villada Medina (Facultad de Ciencias de la Comunicación, UNC) en el video que crearon bajo la dirección de Laura Maccioni y Cecilia Pacella. El mismo es producto de un proyecto de extensión universitaria del 2014:

¿Y las demás editoriales cartoneras?

Aunque, en los primeros años, Eloísa Cartonera no fue bien recibida por algunos sectores de la sociedad, la editorial se mantuvo en pie hasta hoy. Cientos de editoriales en todo el mundo han surgido inspiradas en la primera, aunque, lamentablemente, no todas perduraron. Otras se sostienen con el entusiasmo, el trabajo en equipo y un público lector ávido de nuevas letras e ideas.

Este tipo de editoriales se multiplicó rápidamente en casi toda la región latinoamericana4. Hubo algunas en Europa, más precisamente en Francia, que ya no funcionan más, y otra en España5. No todas lograron mantenerse, pero las que quedan lo hacen con tesón y con el apoyo de gran parte de la sociedad. La mayoría no quiere ayuda estatal, ya que eso supondría ciertas condiciones que quebrantarían y hasta pondrían en jaque la posibilidad de continuar si esa ayuda desapareciera.

Podés comunicarte con La Sofía Cartonera a través de su página en Facebook y en su perfil en Instagram. Allí podrás también enterarte en qué lugares comprar los libros y curiosear un poco de qué se trata.


  1. Eloísa Cartonera.
  2. Filosofía y Humanidades cuenta con una nueva editorial. Sección novedades. Universidad Nacional de Córdoba.

  3. La Sofía Cartonera, el PUC y el Programa de Derechos Humanos realizan el cierre de sus actividades. Facultad de Filosofía y Humanidades.

  4. Red de Editoriales Cartoneras de Latinoamérica.

  5. Editoriales cartoneras en Wikipedia.

Publicado y corregido por Revista Magna.

Anuncios

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s